PROYECTO DE CENTRO

 

OLIMPIADAS

La esencia de los números

Clemente Gómez, Coordinador de Ciencias 

Perseverancia, competición, capacidad de superación, errar una y otra vez pero seguir insistiendo, trabajo, sacrificio, talento, espíritu olímpico. Todas estas son expresiones o valores que relacionamos de una forma natural con el deporte. En realidad, podemos aplicarlas en nuestro día a día, en el modo de afrontar la vida, en el modo de enfrentarnos a nuestros problemas. Y hablando de problemas, ¿Por qué no podemos relacionar estas expresiones con las matemáticas?.  

Todos sin excepción tenemos de forma innata una inteligencia lógico-matemática, de la misma forma que los deportistas tienen una extraordinaria inteligencia corporal cinestésica. Cuando nos enfrentamos a un problema matemático (me gusta mucho más la palabra reto) nuestra inteligencia busca el modo de resolverlo y llegar a la solución, de la forma más rápida, intuitiva y efectiva posible, de la misma forma que el deportista busca permanentemente mejorar su marca.  

Naturalmente, no todos somos grandes matemáticos como tampoco todos somos grandes deportistas, pero si se puede trabajar y practicar para potenciar esta inteligencia, de la misma forma un deportista prepara y trabaja su técnica. Es por este motivo que, dentro del proyecto de centro Let´s be olympic, decidimos celebrar una olimpiada matemática en la que todo el alumnado desde 5º ep hasta 2º bachiller pudiera potenciar este tipo de inteligencia.  

La fecha elegida fue el jueves 12 de marzo por ser una fecha cercana a la celebración del día internacional de las matemáticas de la UNESCO que fue el 14 de marzo. 

Justo 100 días antes de esta fecha se informó al alumnado de la celebración de este evento y de sus características. Iban a poner a prueba su inteligencia lógico-matemática al enfrentarse a 20 retos matemáticos en solo 1 hora. El mayor reto no estaba en la dificultad de los mismos sino en la rapidez con la debían resolverlos.   

A partir de ese momento, en el onenote de la asignatura de matemáticas, se creó una sección especial con enlaces a pruebas de razonamiento lógico como son la prueba pangea, la prueba Cangur, para que, del mismo modo que los deportistas, pudieran practicar, practicar y practicar todo lo que quisieran.  

Naturalmente no existe olimpiada sin competición y no existe olimpiada sin que cada atleta represente con orgullo a su país. Por ese motivo, se le asignó a cada alumn@ un país y, en cada clase, habría una sana competición que tendría como premio las tradicionales medallas de oro, plata y bronce para los 3 mejores resultados.  

Como en todo evento multitudinario, la seguridad es muy importante, por ese motivo, cada alumn@ tuvo que crear su propia tarjeta identificativa que le permitiera acceder a la prueba.  

Llegado el día D y la hora H, l@s alumn@s dieron todo lo mejor de sí mismos y aunque solo 3 subieron al pódium, como dijo el padre de las olimpiadas modernas, el Barón Pierre de Coubertain, lo importante no es ganar, sino competir, contra tus rivales pero especialmente contra uno mismo y sus límites. 

2020

Edita: 

La Devesa School / Camino de los Depósitos, 16 / Carlet / Valencia / Tel: 96 253 09 63

Diseño gráfico y maquetación: Área de Marketing y Comunicación externa

Responsable de redacción: La Devesa School

  • Facebook - círculo blanco
  • Instagram - Círculo Blanco
  • YouTube - círculo blanco